1.9 C
Munich

Así es Sepp Kuss, el ciclista al que todo el mundo adora – El Correo

Debe leer


La Vuelta a España está en manos del Jumbo-Visma. Sepp Kuss, Jonas Vingegaard y Primoz Roglic ocupan los tres primeros puestos. El que comanda la general es el gregario de ambos, pero gracias al tiempo que rascó en una fuga en la etapa de Javalambre y su buen hacer en las etapas de montaña, se mantiene líder. Pero le acechan sus dos compañeros. Primero fue el danés, quien le rascó casi un minuto en Bejes, y después Roglic, que en el Angliru no dudó en seguir adelante dejando a Kuss atrás. El esloveno se llevó a rueda a Vingegaard, que ya está a ocho segundos de arrebatarle el maillot rojo a su fiel gregario.

El público lo tiene claro. Desean que se lleve la Vuelta Kuss, un tipo que cae bien a todo el mundo. Siempre con una sonrisa, se ha ganado a toda la afición ciclista. Se le conoce como uno de los mejores gregarios cuando la carretera se empina, pero nunca ha tenido que defender un liderato. El joven, que acaba de cumplir 28 años, nació en Durango, en Estados Unidos. Kuss no empezó a pedalear de niño. A él le iban los esquís. Se años puso a los seis años. Una pasión que heredó de su padre, que fue entrenador de saltos de esquí y nórdico en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sapporo (Japón) en 1972 e Innsbruck (Austria) en 1976.

Kuss siempre estaba entre los diez primeros. De hecho logro algún podio, pero, no le apetecía entrenar por las noches después del colegio. «Siempre me faltaban ganas», señala. Para lograr un mejor rendimiento complementó sus ejercicios con la bicicleta. «Descubrí el ciclismo entrenando para ser mejor en el esquí de fondo», afirmó. A los 16 años, lo que más le gustaba era el mountain bike, donde llegó a competir en el Campeonato del Mundo en 2014. Cruzó la meta en 36º lugar en la modalidad sub-23. Un año después, mientras cursaba publicidad en la Universidad de Colorado Boulder, se decantó por el ciclismo de carretera. Aún así, a veces coge la bicicleta de montaña para dar una vuelta.

Al pasarse al ciclismo, Kuss entrenaba por las carreteras de Colorado, donde la altitud media es de 1.000 metros, con cotas que llegan hasta los 4.000 metros. Un habitat perfecto para mejorar el rendimiento de los corredores. En 2017, en las filas del Rally Cycling demostró su calidad como escalador. En el Tour de California, Tour de Alberta y Tour de Utah realizó grandes actuaciones. En esta última ganó tres etapas, se llevó la general y el premio de la montaña. El Jumbo se fijó en él y al año siguiente ya formaba parte del equipo. Así, con 23 años se mudo de Estados Unidos a Europa. En la actualidad reside en Andorra. De hecho, muchos aficionados se quedan maravillados con lo bien que habla en castellano. Es un tipo que cae bien a todos, siempre sonriente.



Tomado de

Más artículos

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último artículo